miércoles, 7 de diciembre de 2011

RICOS Y LINDOS CAKE POPS

¡Buenas noches bloggeros! Nita* al teclado os saluda... :)

Después de las ricas Muffins de Yogur de Coci (cada vez que pienso en ellas se me cae la baba...), me tocaba a mi no sólo ser el soporte técnico del equipo, si no también cocinar. Y aquí estoy con mis ricos Cake Pops.



¿Quién no quiere meterse a la boca uno de estos bocaditos de cielo?

Viéndolos nos apetece metérnoslos a la boca y saborearlos; pero como todo sabe mejor si lo hacemos con nuestras propias manos aquí va la receta... 

Esta receta es realmente sencilla, pues los ingredientes que vamos a utilizar son de los más corriente. La única dificultad se presenta a la hora de pinchar nuestras adorables bolitas (si nos pasamos se nos escurrirán hacia el fondo, y si no llegamos no se sostendrán)... 
No obstante, si alguna no queda ideal en su palito mi consejo es que la saquéis de él (con todo el tiento posible) y que la pongáis en un papel rizado (de los que usaríamos para hacer trufas). Quedan a modo de bomboncitos decorados la mar de monos :)

Después de todo este rollo comencemos:




INGREDIENTES
  • Bizcocho, magdalenas, sobaitos... todo lo que tengamos en la cocina que se nos esté poniendo durito y ya no nos apetezca comerlo.
  • Leche condensada (si se prefiere se puede gastar mermelada de nuestro sabor favorito).
  • Crema de yogur (para que no resulte tan dulce).
  • Chocolate de cobertura.
  • Leche o nata (opcional).
  • Decoraciones.

ELABORACIÓN
  1. Desmigamos el bizcocho hasta que quede bien fino (yo he usado la batidora, pero a mano queda también estupendamente).
  2. Añadimos cucharada a cucharada (no conviene que nos quede demasiado líquido) la leche condensada a partes iguales con la crema de yogur.
  3. Amasamos la mezcla hasta que podamos formar una gran bola sin que se nos cuartee.
  4. Es el momento de hacer bolitas (ojo con el tamaño, queremos que nos quepan en la boca y que se mantengan en el palito, así que no deben ser excesivamente grandes).
  5. Metemos las bolitas en el congelador y dejamos que enfríen lo suficiente (no queremos congelarlas, sólo que se endurezcan para poder clavar el palo).




Mientras tenemos nuestras bolitas en el congelador es el momento de calentar nuestro chocolate de cobertura al baño maría (si nos gusta tal cual únicamente dejaremos que funda, si lo preferimos algo más suave añadiremos la nata/leche en la proporción deseada).

 Una vez frías las bolas las pincharemos en los palillos (mi consejo es que unteis la punta del palito en leche condensada que actuará, a su manera, de pegamento). 

Tras ésto sólo nos quedará sumergir las bolitas en el chocolate (procurando que queden cubiertas por completo); sacudirlas suavemente para eliminar el exceso (que nos caería en forma de gotas sobre los palos estropeándolo todo); y decorar al gusto.



*Como decoración podemos usar lo que más nos guste. Yo he empleado decoraciones de azúcar de colores vistosos pero podéis emplear fondant (pasta de azúcar), más chocolate (haciendo dibujos con él), gominolas, trocitos de fruta, almendras, nueces, mazapán...

Espero que os haya gustado la receta, que como veis es muy fácil de hacer.
Pringaos' a tope haciéndolas que el saborcito tan rico que tienen son la recompensa.

Muchos besos, Nitas*






1 comentario:

  1. Chicas! Enhorabuena por este blog. No dejéis de escribir vuestras recetas. Todavía no he tenido tiempo de probar ninguna de las dos, pero las tengo bien apuntadas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar